Un cuento perfecto de Elísabet Benavent

La comedia romántica perfecta 💛

¿Qué sucede cuando descubres que el final de tu cuento no es como soñabas? Érase una vez una mujer que lo tenía todo y un chico que no tenía nada. Érase una vez una historia de amor entre el éxito y la duda. Érase una vez un cuento perfecto.

La novela está centrada, por un lado, en la vida de Margot, una mujer de 32 que tiene una vida aparentemente perfecta: ha heredado una gran cadena hotelera, tiene una increíble relación con sus hermanas mayores y un novio italiano con quien está comprometida.

Por otro lado, tenemos a David, un joven 5 años menor que Margot que tiene la vida hecha un caos: vive en el sofá de sus mejores amigos, tiene tres trabajos mal pagados y su novia Idoia, que lo tenía locamente enamorado, lo dejó por ser mediocre.

Una serie de decisiones inesperadas los harán conocerse y decidir que pueden ayudarse mutuamente y, en el camino, quizás encontrar algo más y mucho más importante.

Rápida. Entretenida. Atrapante. Cómica como ninguna. Sin filtro (+18). Y cargada, cargadísima, de emociones que de verdad creía una novela así no era capaz de producir.

Esto y más es esta novela de Benavent, a la que catalogo como una de las grandes comedias románticas del último tiempo. El resultado se logra gracias a la construcción de personajes realistas y humanos (se equivocan bastante), junto con el toque de modernismo: adiós a las mujeres pasivas de la relaciones, hola a mujeres decididas y que marcan el ritmo de sus propias vidas.

Me encantó. No solo porque me hizo reír y llorar a mares jaja, sino especialmente por el trayecto de autodescubrimiento de los personajes, con lo cual más de alguien se puede sentir identificado.

Nadie logra escribir sobre relaciones actuales como Elísabet Benavent y dar un final tan exacto como el de esta novela. Fue, sencillamente, perfecto.