Todas las hadas del reino de Laura Gallego

Mucha fantasía… mucha ambición.

Camelia es un hada madrina que lleva siglos ayudando con gran eficacia a jóvenes para que alcancen sus finales felices. Su magia y su ingenio nunca le han fallado, pero todo empieza a complicarse cuando le encomiendan a Simón, un mozo de cuadra. Camelia ha solucionado casos más difíciles; pero, por algún motivo, con Simón las cosas comienzan a torcerse de forma inexplicable…

“Todas las hadas del reino” está estructurado en 140 capítulos cortos, lo que lo convierte en lectura rápida y de hilo fácil de seguir. Yo lo terminé en 3 días , ups 😅.

En cuanto a la trama, es entretenida y muy original. El lector es sumergido en un mundo medieval-mágico, pero no para poner el foco en los héroes o princesas, sino en quienes están detrás de sus acciones: las hadas madrinas.

Estas se retratan como seres poderosos, pero humanos en cuanto a sus sentimientos y acciones, especialmente Camelia. Su evolución como personaje está muy bien construída y es lejos lo más atrapante de la novela.

Ahora bien, me pasó a ratos que no entendía a qué iba la historia. La novela presenta muchos giros que, aunque lograban captar mi atención, se volvieron excesivos. Esto me generó solamente deseos de conocer el final, el que no mejoró mucho las cosas. De hecho, no me quedó muy claro si Laura quería hacerme sentir o aprender algo con la historia de Camelia.

Destaco un recurso original: la referencia a cuentos infantiles. Como fanática del género, esto me gustó mucho. Sin embargo, creo que para alguien que se introduce recién a este tipo de libros esto no generaría mayor entusiasmo.

Es un libro ambicioso, en cuanto busca generar un hilo conductor de todas las historias fantásticas alguna vez contadas. Para fans de la fantasía, es interesante ver el modo en que la autora lo hace. Pero, no así para un lector sin grandes gustos por el género.

Puedes conseguir el libro aquí.