Las mujeres que aman demasiado de Robin Norwood

Cuando enamorarse significa sufrir… amamos demasiado 💘

Así inicia este libro de autoayuda escrito por Robin Norwood, reconocida terapeuta estadounidense, publicado por primera vez en 1985, pero 100% trascendente.

Relatando sesiones de terapia, la autora construye el concepto de lo que significa ser una mujer que “ama demasiado” y sus consecuencias: relaciones de pareja con las personas equivocadas, vínculos tóxicos, dolor y vicios. Luego, propone un proceso de recuperación que da paso a la construcción de una relación sana con uno mismo y los demás: un amor que trae felicidad.

Me leí “Las mujeres que aman demasiado” sin saber nada de él y sólo por las ganas de leer algo de autoayuda. Quedé maravillada.

El libro no exige ningún tipo de conocimiento previo, es simple y rápido de leer. El único requisito es que, quien lo abra, esté dispuesto a reconocerse como alguien que “ama demasiado” y asumir un proceso para cambiarse a sí mismo.

Esta visión abierta que pide la autora me encantó, porque es un llamado a leer, no sólo considerando lo que ella entrega, sino también nuestra propia vida y de quienes nos rodean, lo que, por lo general, asusta.

Otro punto interesante es que el relato no es solo para personas que calcen al 100% con el prototipo que delimita la autora. Este libro es una llave para el reconocimiento de conductas negativas y tóxicas que hemos normalizado: que en toda relación debe haber dolor, que somos psicoterapeutas de nuestra pareja, que cambiar a un hombre nos traerá felicidad.

Si no eres hoy una mujer que “ama demasiado”, tal vez lo fuiste o haz adoptado sus actitudes en más de una ocasión (con familia, amigos o tu pareja). En tal caso, el libro te ayudará a comprender esa conducta e internalizarla como algo que se debe evitar o cambiar desde ahora en adelante.

Me quedo con la visión positiva de la autora: el cambio va de la mano con el reconocimiento de nuestros errores.

¡Un libro que debe ser leído, subrayado y guardado en la repisa más cercana como un arma!