La vida invisible de Addie LaRue de V. E. Schwab

¿Tengo una opinión impopular? 🥱

Tras hacer un pacto con el diablo, Addie entrega su alma a cambio de la inmortalidad; sin embargo, ningún trato faustiano está exento de consecuencias: el diablo le entregará la inmortalidad que tanto desea, pero le quitará algo que ella anhelará durante toda su existencia: la posibilidad de ser recordada.

Así, Addie abandona su pequeño pueblo natal en la Francia del siglo XVII y comienza una vida donde el presente es su única pertenencia, preguntándose si, algún día de la eternidad, alguien será capaz de recordar su nombre…

¡¡Chan chan chaaaan!! Como lo demuestra esta corta sinopsis, es imposible que el argumento central (tan artístico, por lo demás) de esta popular novela no te atrape.

De hecho, lo más probable es que leas los primeros capítulos como si tu vida dependiera de eso (yo, literalmente jaja).

Sin embargo, en mi opinión, esa exaltación inicial se va perdiendo a lo largo del libro, el que se vuelve lento y pesado. Para mí, el problema, está en el desarrollo de la trama y sus personajes.

Primero, no me gustó mucho el cambio constante de presente-pasado. Pienso que los datos del pasado de Addie eran poco relevantes y hasta tediosos. Lo único en lo que me interesaba era en su presente y esa posibilidad de que alguien apareciera recordándola.

Lo segundo que no me gustó fue el excesivo desarrollo de tres personajes, los que dejaron fuera a otros cuyas vidas parecían (incluso más) interesantes e importantes para la trama (incluyo aquí a antiguas parejas de Addie y otros aliados del diablo).  

El final logró emocionarme, pero no me encegueció al punto de olvidar las críticas que ya les comenté (ups).

Creo que lo importante, para disfrutar este libro, es leerlo sin expectativas, sin conocimiento del resto de la trama y considerando que es de lectura lenta, pero amena.