La chica del tren de Paula Hawkins

Cuando la expectativa supera la realidad 💣

Varias personas me habían hablado de la novela de Paula Hawkins antes de que me la leyera. Recibí muy buenos comentarios así que aproveché que la novela estaba en mi casa para leerla durante unas vacaciones.

La novela relata la historia de Rachel Watson, una mujer problemática y viciosa, cuyo día se inicia, todas las mañanas, tomando el tren de las 8:04 AM. Se sabe de memoria los paisajes, las paradas… y especialmente aquella que le permite divisar la casa de una feliz pareja a quienes ha nombrado Jess y Jason. Esto se repite hasta que un día, ante la noticia de una muerte repentina, se percata que la vida que llevan aquellos a quienes tanto envidia, puede no ser real.

Desde el primer párrafo, “La Chica Del Tren” engancha a todo lector, desde aquel que rara vez toma un libro hasta el más conocedor de la literatura. Además, el libro es de fácil lectura. El lenguaje es sencillo y los capítulos son cortos, por lo que es agradable de leer en cualquier ambiente.

El hecho de que cada capítulo sea relatado desde la perspectiva de uno de tres narradores (Rachel, Megan, Anna) le da bastante dinamismo a la novela y aumenta la sensación de intriga.

Algunos críticos, de manera bastante real, han dicho que estos aspectos le dan un tinte “cinematográfico” a la novela, algo con lo que estoy absolutamente de acuerdo.

A pesar de estos aspectos positivos, no puedo dejar de lado profundas críticas que tengo hacia este libro. Primero, el hecho de que lo que parece un gran misterio pase a un segundo plano frente a las problemáticas sobreabundantes de la “detective” Rachel. Segundo, es sumamente difícil empatizar con los personajes, son todos bastante extremos en pensamientos y acciones y la autora tampoco otorga mayores luces sobre su mundo interior (Salvo por Rachel, en cuyo caso es sobreabundante).

Si tienes ganas de leer algo liviano, “La Chica Del Tren” es una buena opción. Pero, en ningún caso, lo catalogaría como el “gran bestseller y thriller del año” como lo han calificado algunos.