El regalo de Eloy Moreno

Intriga y reflexión, una mezcla inesperada, pero increíble 😳

Un hombre estaciona en un área de servicio su auto nuevo. El auto que acaba de comprar gracias a los ahorros de varios años, con mucho esfuerzo. El auto que será robado frente a sus ojos, lo que le obligará a pedir ayuda a un músico callejero para que lo lleve a la comisaría más cercana, que se encuentra ubicada en un enigmático lugar conocido como La Isla, donde todo… es diferente.

Es difícil explicar esta novela… porque no cuadra al 100 en ningún género.

En un inicio, gira en torno al tema de quién llevó a cabo un robo tan perfecto y la identidad de la mente detrás del crimen. Por lo tanto, podría ser un libro de misterio, de esos que atrapan desde la primera página. Pero luego se transforma en un recorrido pacífico por La Isla, un lugar extraño, cuyos habitantes comparten con el personaje vivencias increíbles que llevan a este a cuestionarse su ritmo de vida (aburrida, monótona, carente de tiempo y felicidad).

La verdad, poco importa cómo se clasifique este libro, ya que es la combinación de estos dos elementos lo que lo hacen uno de los más originales que he leído y una auténtica obra de arte.

Me gustó muchísimo la trama central y su final (el que pudo ser uno de los mayores plot twists de Eloy Moreno), las reflexiones sencillas y concretas que se hacían en La Isla y la propuesta del autor sobre llevar una vida centrada en el amor y la verdadera felicidad.

Lo único que podría criticar es el exceso de tiempo que pasó el personaje en La Isla y que muchos de los análisis acerca del valor del tiempo o perseguir los sueños se repitieron bastante (yo ya para ese momento estaba en mood: por favor ya díganme quién le está robando a mi personaje jajaja).

Fuera de eso, es el libro ideal para quienes necesitan tramas dinámicas para permanecer enganchados, pero que les gusta la profundidad.