Asesinato en el Orient Express de Agatha Christie

Un misterio clásico que vale 1000% la pena 🔍

El famoso detective privado Hércules Poirot regresa desde Estambul a Inglaterra a bordo del Orient Express. Una noche, a causa de una gran tormenta de nieve, el tren queda parado en medio del camino. A la mañana siguiente, un cadáver se descubre en uno de los compartimentos: Un pasajero ha muerto y será Poirot el encargado de esclarecer el caso antes de que el tren retome su marcha, determinando quién de los doce ocupantes del vagón ha sido culpable del asesinato en el Orient Express.

El libro es uno de esos clásicos que justifican su posición: imposible de soltar desde el inicio, intrigante hasta el fin y absolutamente didáctico, debido a su redacción detectivesca. Esto último se plasma en los mapas mentales con los que Poirot invita al lector a jugar con él a descubrir al asesino.

En cuanto a la historia, es fascinante la cantidad de personajes, cada uno con una personalidad original, siendo sospechosos de las maneras más sorprendentes.

Destaca también la viveza e inteligencia de Poirot. No obstante, (otra vez) me costó seguirle el ritmo y lógica. Por esta razón, me gustó mucho que fuera acompañado de dos side-kicks más aterrizados, con los cuales pude empatizar más en cuanto a las conclusiones sobre el asesinato.

¡Recomiendo infinito leer esta novela! Si pueden, antes lean “Los primeros casos de Poirot” para familiarizarse con la manera en que el detective suele enfrentarse a sus casos.