Redatia

¡UN MUNDO DE ARTÍCULOS POR LEER!

Amores Perros: Análisis Cinematográfico

9 marzo, 2016 | Dulce Villarreal

Amores Perros es el primer largometraje de Alejandro Gonzálz Irñárritu, fue estrenada en el 2000. Es parte de la trilogía de la muerte junto con 21 gramos y Babel. Ganó 11 premios Ariel y tuvo una nominación al Oscar en la categoría de mejor película en habla no inglesa. Es protagonizada por Gael García Bernal, Vanessa Bauche, Adriana Barraza, Jorge Salinas, entre otros.

Estética y dirección de arte

Desde mi punto de vista es el aspecto que más sobresale de la cinta. El trabajo que realizó Brigitte Broch me parece brutal, perfecto. Gracias a Amores Perros se puede apreciar con claridad que la estética y el arte no necesariamente tienen que ser “bellos”. La descripción de la sociedad que se logra gracias al trabajo de esta mujer es impresionante, es capaz de remontarnos al entorno en el que se vive en México en distintas clases sociales, en especial en las pobres.

En conjunto con las locaciones destaca el juego de luces y la paleta de colores utilizada en la fotografía, me parece sensacional cómo lograron dar tantos matices y texturas a la imagen, además de diferenciar cada historia, tanto con personajes, locaciones como con sensaciones.

La historia de Octavio y Susana se ve envuelta en tonalidades cálidas, en la historia de Valeria se observan colores más suaves y tonos pasteles, finalmente, en la historia de El Chivo se percibe una imagen más hostil y con colores mucho más fríos. Todo esto, en conjunto, ayuda a potenciar las emociones, tanto como de la historia como las del propio espectador.

Sonido y música

Otro acierto para la película, lo que complementa por completo la imagen y le da su esencia. Se aprecia con claridad el ambiente que se vive en el DF, lleno de caos en momentos, con silencio casi absoluto en otros, sólo con los ladridos de los perros.

La música me parece genial ya que en el  Soundtrack hay canciones icónicas que marcaron una época en México, se conforma de bandas mexicanas y algunas otras internacionales. La cereza sobre el pastel es la interpretación de Control Machete y Ely Guerra.

Movimientos de la cámara

Uno de los mayores aciertos de la película es la fotografía de Rodrigo Prieto y su capacidad de transmitir las ideas correctas con las imágenes adecuadas. Por momentos la imagen llega a ser tan “descuidada” como en un documental, sin duda alguna la cámara en mano le agrega ese caos a la situación que se está llevando a cabo.

Me parece impresionante como los planos sumergen al espectador en cada una de las historias, otorgándole diferentes puntos de vista, tanto directos como indirectos. La tensión y la emoción se intercalan mediante son planos largos y fijos con los que están en medio de la acción, literalmente.

AP 1

 Montaje

El trabajo de edición está en la lista de lo que no se debe descuidar a la hora de hacer una película. Amores Perros, al presentarnos tres historias distintas, representa un trabajo de mayor complejidad, tanto en el desarrollo de los personajes como de las locaciones, pero nada de esto se verá reflejado si el montaje es malo.

Está cinta logra impactar con cada una de sus partes y aún más en su conjunto. La estructura en la que está presentada Amores Perros es capaz de darle al espectador un respiro antes de continuar con la tensión y las emociones fuertes, sin confundirlo ni atiborrarlo de información, con un ritmo único y alucinante.

Historia y personajes

La película se divide en tres historias que coinciden a partir de un accidente automovilístico. Cada una de estas historias es distinta a las otras dos y  tienen su propio protagonista. Lo que poseen en común y por lo que pueden complementarse es que cada uno de los personajes buscan algo, que puede interpretarse en forma general como la búsqueda de una vida mejor, algo que de una manera superficial podría definirse como la felicidad.

La historia de Octavio

AP 2

Susana, una estudiante joven queda embarazada de Ramiro, el hermano de Octavio, y decide criar a su hijo en la casa de estos hermanos. Octavio se enamora de Susana, sin importarle que sea su cuñada y quiere irse a vivir a Ciudad Juárez con ella, por lo cual decide conseguir dinero con a su perro "Cofi", en apuestas de peleas de perros. Gracias al perro y/o a la suerte, Octavio logra conseguir bastante dinero y su relación con Susana se va transformando.

Un día, sin planearlo, Susana huye con Ramiro, el cual roba todo lo que Octavio había logrado reunir en las peleas. Luego Octavio sufre un accidente automovilístico donde queda seriamente lastimado y donde su mejor amigo muere.

Para mantener a Susana y a su hijo, Ramiro decide asaltar un banco, pero tuvo la desgracia de encontrarse con un policía, el cual le dispara en el pecho, causando su muerte. Después de la muerte de Ramiro, Octavio le pide por última vez a Susana que se vaya con él, pero ella rechaza la oferta.

La historia de Valeria

AP 3

Daniel es el jefe de una importante revista que engaña a su esposa con Valeria, una modelo muy famosa, quien su gran amor es "Richi", su perrito. Daniel deja a su familia para quedarse con Valeria y ella acepta por interés, ya que él le compra un apartamento para que se vayan a vivir juntos.

Mientras celebran el comienzo de su nueva vida juntos, Valeria sale a la calle a comprar su bebida favorita para brindar, en ese momento es cuando el auto de Octavio choca con el de Valeria, quien queda gravemente herida de una pierna. Sale del hospital en silla de ruedas con un aparato inmovilizador en su pierna. Al día siguiente, ya en su apartamento, Valeria juega con Richi, el cae en un hoyo en el suelo de su apartamento y queda atrapado. Luego de un tiempo, Daniel escucha ladrar a Richi y lo saca del hoyo.

El estado anímico de Valeria va en decadencia ya que su trabajo y su vida entera dependían de su físico, además de que lo más importante para ella (su perro) está en una difícil situación, finalmente, después de muchos berrinches y malos cuidados, a Valeria le amputan la pierna.

La historia de “El Chivo”

AP 4

El Chivo es un vagabundo que fue guerrillero, actualmente no puede acercarse a su hija, ya que desde muy pequeña él la abandonó y su mamá le hizo creer que su padre estaba muerto. Esconde su dolor recogiendo a perros callejeros, quienes se convierten en su única compañía.

En una ocasión lo contratan para matar a una persona y un día mientras  vigilaba a su víctima, se encuentra en la escena del choque de Octavio  y Valeria, observa como abandonan a Cofi, el perro de Octavio, decide recogerlo y llevarlo a su casa para curarlo, al día siguiente, sale nuevamente a seguir al hombre que debía matar y cuando regresa a su casa se lleva la sorpresa de que Cofi había matado a todos los demás perros. Esto le cambia la forma de pensar, y decide matar a la persona, simplemente lo secuestra y lo junta en su casa con el socio (quien fue quien lo contrató) para que entre ellos arreglen sus problemas. Ese mismo día se dirige a la casa de su hija, entra y le deja su foto y un mensaje en la contestadora.

Conclusión

AP 5

Amores Perros es una historia demoledora, que muestra todo como es, sin adornos ni disfraces, capaz de reflejar la realidad de un México del siglo XXI y la vida de un mexicano promedio.

A nivel general, la película habla de amor, pero no del amor al que podríamos estar acostumbrados a ver en una producción de Hollywood, un amor rosa. Lo que vemos aquí es un amor crudo, un amor que lleva a los personajes hasta el límite de lo irracional, un amor de la vida real.

Me parece importante resaltar que, a pesar de que las historias no están enlazadas directamente (únicamente por el accidente), tienen un contexto mucho más fuerte que las une, está por ejemplo la visión que tiene el director acerca de la influencia de un padre como jefe de familia: en la historia de Octavio no sé ve esta figura en ningún momento, en la historia de Valeria se aprecia el momento exacto en el que un padre abandona a su mujer e hijos por una vida superficialmente mejor y en la historia de El Chivo se observa el arrepentimiento de un padre al perderse tantos años de su hija, por algo que al final de cuentas no valió la pena.

Hacer el análisis de esta película me pareció una experiencia sumamente emocionante y enriquecedora ya que considero que esta producción pone en alto el nombre de México, no sólo por el mensaje, sino por el trabajo de Alejandro González Iñárritu y todo su equipo.

Es claro que no es una película para todo el público ya que es muy densa y su contenido es sumamente violento, sin embargo, considero que es una joya que debe analizarse y disfrutarse para sacarle el mayor provecho.